Hay muchos rincones inexplorados por turistas y algunas veces hasta por los mismos malteses, uno de esos rincones es el valle que se encuentra más allá de Il-Bahrija.

El pueblo como tal no tiene mucho que ofreces más que casas y un par de supermercados y panaderías, pero lo interesante lo encontrarás bajando por Tan-Niqra (se pronuncia Tan-Niura, aunque el sonido de la “u” es casi mudo.) el acceso en coche no es fácil a menos que tengas un 4×4 o si cuentas con una moto como esta que nos encontramos cruzando un pequeño riachuelo.

El señor lleva la comida en la boca.

El señor lleva la comida en la boca.

Antes de llegar al riachuelo vais a tener que caminar por un camino que se parece más al Sureste asiático que a una isla del Mediterráneo, este camino está lleno de bambú como podrán ver en la siguiente foto.

Camino de bambus

Camino de bambus

camino perdido en Camboya

Camino perdido en Camboya

 

Lo más impresionante de toda esta parte de Malta fue la gran cantidad de fauna de agua dulce que encontramos al cruzar el riachuelo, entre ellos nos encontramos con cangrejos, ranas y pequeños camarones los cuales desaparecieron al vernos. Esta especie de cangrejo de agua dulce es única en el mundo ya que solamente se puede encontrar en los riachuelos de Malta y lamentablemente debido a la contaminación ambiental su población ha disminuido considerablemente con el paso de los años.

fauna de bahrija

Fauna de la zona – cangrejo (Qabru)

 

Os compartimos un vídeo para que tengan una idea del sitio por si se entusiasman a visitarlo en el futuro.

Para llegar al lugar puedes coger el bus 109 desde Rabat o como nosotros en bicicleta ya experiencia es mucho más agradable.